Entrar al bosque sagrado...